Los profesores queremos seguir reflexionando acerca de la información que damos a nuestros alumnos y a sus familias.  Normalmente, y en más casos de los que sería deseable, esa información se reduce a un número al final de cada evaluación al que llamamos nota o calificación. En otros, a petición de las familias o por iniciativa de los profesores, se facilita información relacionada con otras cuestiones como el comportamiento, la actitud, las relaciones, el trabajo en casa,…. Esta información adicional no contempla de manera sistemática ni el tipo ni la frecuencia con la que se transmite.


El curso pasado, en uno de esos periodos en los que estábamos transformándolo todo en números, me planteé la posibilidad de asociar a los boletines de notas un informe cualitativo que hablara de cuestiones relacionadas con:

  • Autonomía – Iniciativa – Creatividad.
  • Compañerismo – Respeto por los demás.
  • Organización personal.
  • Competencia emocional – Confianza.
  • Colaboración voluntaria.
  • Responsabilidad en el propio aprendizaje.
  • Uso del inglés (alumnado bilingüe).

A modo experimental ya estoy entregando a algunas familias ese informe al que finalmente he dado el formato de rúbrica con colores. El “nivel de logro” estaría marcado en color, dando información tanto al alumno como a su familia de qué se puede hacer para mejorar o empeorar. La idea es ir un poco más allá de una mera descripción de la situación actual, añadiendo otras descripciones de situaciones más y menos deseables.
En breve me pondré en contacto con las familias de los alumnos a las que se le ha entregado para que me comenten qué les parece la idea.
¿Qué os parece a vosotros?
Os dejo una muestra en pdf  y otra en hoja de cálculo por si queréis usarla o adaptarla. La he elaborado en iDoceo.

En este artículo

Iniciar conversación